Declaración para la IV Asamblea (Jueves 13 de octubre, 19 hs.)

En defensa del sindicalismo antiburocrático. Por diputados de izquierda y una alternativa política de los trabajadores en todo el país

 

Vení a la IV Asamblea de Intelectuales en apoyo al Frente de Izquierda

 

Ante los persecuciones al sindicalismo antiburocrático y a la izquierda

 

Las últimas semanas estamos presenciando una escalada en las persecuciones y ataques a los sectores antiburocráticos del movimiento obrero. El viernes 30 de septiembre se produjo el procesamiento y encarcelamiento de Rubén “Pollo” Sobrero y del ex ferroviario Leonardo Portorreal, en  una causa falsa en la que el Juez no pudo demostrar prueba alguna que justifique la detención ni el procesamiento judicial.

La excarcelación de los ferroviarios se produjo luego de días de intensa movilización de miles de trabajadores, estudiantes y luchadores. Se trata de un triunfo popular.Ahora se nos plantea continuar la lucha por derribar la causa montada contra los ferroviarios, como parte de la pelea por el desprocesamiento de los casi 5 mil luchadores procesados. La solidaridad con el reclamo de liberación de Sobrero -militante de Izquierda Socialista y del Frente de Izquierda- y Portorreal fue expresada por centenares de dirigentes obreros, políticos y de derechos humanos, tanto del ámbito nacional como internacional. Entre la intelectualidad se recogieron más de 150 adhesiones, entre las que se destaca el pronunciamiento del lingüista norteamericano Noam Chomsky y la de Osvaldo Bayer. La máxima expresión de solidaridad ocurrió el lunes 3 de octubre, cuando una movilización unitaria de casi 10 mil personas, encabezada por una numerosa columna de trabajadores ferroviarios, se concentró en Plaza de Mayo exigiendo la libertad de los compañeros. La gran reacción popular derrumbó la provocación montada por Aníbal Fernández y el gobierno, y permitió obtener la libertad de los compañeros.

Pero no habían pasado 3 días de la excarcelación, y se produjo un nuevo ataque al sindicalismo antiburocrático. El viernes 7 cinco matones de la burocracia sindical y la patronal irrumpieron en la casa del delegado de la Línea 60 Daniel Farella y atacaron a su nieta de 15 años. Este hecho, propio del accionar de la Triple A, que formaron la derecha peronista, la burocracia sindical y las fuerzas represivas en los 70, es un salto cualitativo en el marco de la escalada de ataques a los sectores antiburocráticos del movimiento obrero y la izquierda militante.

Estos ataques no son casos aislados. Son una expresión de la persecución por parte del gobierno nacional y del poder judicial al sindicalismo antiburocrático y de izquierda que enfrenta a las empresas y a la burocracia sindical en los lugares de trabajo, como los ferroviarios del Sarmiento y el Roca, los delegados del Subte, los ceramistas de Zanon y los delegados de la alimenticia Kraft, entre tantos otros, como denunció el Pollo Sobrero en la prensa tras su liberación. Bajo el gobierno de los K hay más de 5.000 procesados por luchar, 14 muertos por represión en protestas populares, luchadores obreros como Oñate y Acosta presos en el sur.

Estos ataques tienen lugar cuando está por cumplirse un año del asesinato del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, a manos de la burocracia sindical de la Unión Ferroviaria, cuyos miembros siguen integrados al gobierno en la Secretaría de Transporte y la administración de los ferrocarriles. El gobierno que nunca expulsó a los socios de Pedraza busca encarcelar a los luchadores antiburocráticos que enfrentan a la patota sindical.

Hoy, como ayer, nos encontramos ante la complicidad de los medios oficialistas como 678, que intentan actuar como cobertura “progresista” de políticas reaccionarias y represivas, argumentando hace un año la teoría de la “conspiración duhaldista” y hoy la teoría de la “amalgama entre burocracia sindical y sindicalismo clasista”. Una vez más un triste papel de “intelectuales” y  “periodistas” K.

El carácter de “política de Estado” que cobra el ataque al sindicalismo antiburocrático y de izquierda, está directamente relacionado con la cercanía de los impactos de la crisis mundial en Argentina. Aunque el discurso de Cristina Fernández y su candidato a vicepresidente, Amado Boudou, se proponga reafirmar que la crisis no va a llegar a la costa del Plata, bajo el discurso tranquilo se dejan ver los preparativos para tiempos de vacas flacas. Varias empresas adelantaron por estos días su “plan industrial”: intentos de suspensiones -que serían seguidos de posibles despidos y recortes salariales. El gobierno ha manifestado que espera para 2012 aumentos de salarios por debajo de la inflación (la que podemos suponer, no la que estima el INDEC). A esto se sumarán, todo lo indica, aumentos de tarifas y Boudou ya se prepara para concretar finalmente su tan ansiada “vuelta a los mercados”.

En preparación para esta situación, la cara menos mediática del sostén político oficial -la de los intendentes, la burocracia sindical y las fuerzas represivas- se prepara para tiempos donde se hará difícil mantener la contención social a fuerza de abundancia de dineros públicos. De la mano de estos “poderes reales”, el nuevo gobierno de Cristina Fernández promete una profundización de lo que hemos visto en estos días: ataques y detenciones, patotas yendo a amedrentar a los delegados antiburocráticos y a sus familiares, causas truchas. Es necesario salir a las calles para enfrentarlo, reclamando el desprocesamiento de los más de 5000 luchadores. En este contexto, este 20 de octubre, a un año del asesinato de Mariano Ferreyra, tenemos una cita de honor: la movilización de Congreso a Plaza de Mayo por el juicio y castigo a todos los responsables de ese crimen.

 

 

Un nuevo desafío: Por diputados de izquierda y una alternativa política de los trabajadores en todo el país

 

El 23 de octubre, cada voto que obtengan el kirchnerismo y la oposición patronal en estas elecciones será utilizado contra los intereses populares. Los hechos relacionados con la detención de los ferroviarios y el ataque a los delegados de la Línea 60, demuestran que el gobierno se propone acabar con las expresiones antiburocráticas del movimiento obrero intentando criminalizar la protesta por cualquier medio y que busca asestarle golpes a la clase trabajadora para afrontar la crisis.

El Frente de Izquierda es la única fuerza política que está del lado de los trabajadores para denunciar los ataques y persecuciones, y las medidas que impulsa este gobierno para garantizar la ganancia empresarial a costa de los trabajadores y sectores populares. El voto al Frente de Izquierda, conformado por el Partido Obrero, el Partido de los Trabajadores Socialistas, e Izquierda Socialista, que presenta la fórmula presidencial Jorge Altamira –Christian Castillo es un voto por el desarrollo de una alternativa política independiente de los trabajadores. Es un voto a quienes pelean a brazo partido contra la criminalización de la protesta, que denuncian los subsidios millonarios que el gobierno otorga a concesionarios corruptos como la empresa TBA y empresarios como Cirigliano, que se siguen beneficiando gracias a que se mantienen las privatizaciones de la década del ‘90. El Frente de Izquierda plantea la reestatización del ferrocarril y demás servicios de transporte, bajo el control de sus trabajadores y usuarios, y defiende al sindicalismo antiburocrático y combativo, que se organiza democráticamente en asambleas, rechazando de plano los métodos patoteriles de la burocracia sindical, y no responde a los designios de ningún gobierno ni sector político patronal.

El 23 de octubre tenemos planteada la pelea por mantener y superar los 500 mil votos y lograr bancas de izquierda en el Congreso. Mientras el gobierno destaca entre sus candidatos a Aníbal Fernandez, organizador (con los servicios de inteligencia) de la causa contra los ferroviarios y vocero de los ataques contra el movimiento obrero, los candidatos del Frente de Izquierda defienden incondicionalmente los derechos de quienes viven de su salario y peleen por una alternativa política que pueda dar respuesta a las acuciantes necesidades sociales de las masas populares.

Convocamos a intelectuales, trabajadores del ámbito de la educación y la cultura, a hacer parte de la IV Asamblea de Intelectuales en apoyo al Frente de Izquierda para discutir estas y otras temáticas.

 

¡Vení a la IV Asamblea de Intelectuales en apoyo al Frente de Izquierda!

Jueves 13 de octubre, 19.30 hs. En el Hall del 3°piso de la Facultad de Filosofía y Letras (Puán 480)

Anuncios

Acerca de asambleafit

Blog de la Asamblea de intelectuales, docentes y artistas en apoyo al Frente de Izquierda y de los Trabajadores
Esta entrada fue publicada en Afiches y Volantes, Declaraciones y Convocatorias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s