Continuemos el Frente de Izquierda después del 23 de octubre (por Diego Martínez, IS)

Desde Izquierda Socialista valoramos el gran paso adelante dado por las organizaciones que componemos al Frente de izquierda al haber constituido el FIT. La unificación de las principales fuerzas de izquierda en el país recoge el reclamo de miles de activistas del ámbito sindical, político y universitario. Muchos de los que nos reclamabn que conformaramos alternativa unitaria en las elecciones, ahora, habiendose conformado el Frente de Izquierda y habiendo obtenido resultados electorales alentadores , nos plantean la necesidad de darle continuidad a esta experiencia después del 23 de octubre. A raíz de esta propuesta se está desarrollado un rico debate en el cual intervienen activistas, intelectuales , los partidos que conformamos el Frente y otras organizaciones. Desarrollamos aquí nuestra propuesta para continuar con el FIT.

En primer lugar, creemos necesario señalar que corroborando lo que sosteníamos en la “Carta al Partido Obrero y demás organizaciones de izquierda”, de marzo de este año (ver enwww.izquierdasocialista.org.ar/es/186), consideramos que la constitución del Frente de Izquierda ha sido un importante acierto político, que nos permitió conquistar bancadas obreras y socialistas en la provincias de Neuquén y Córdoba, además de superar el piso proscriptivo del 1,5% impuesto por el gobierno en las internas del 14 de agosto, obteniendo más de 520 mil votos.

Continuar el Frente plantea la posibilidad de profundizar esta experiencia instituyendo una opción política real de izquierda, un polo de atracción ante franjas de masas. Es por eso que una vez finalizadas las elecciones, quienes componemos el Frente de Izquierda debemos comprometernos a darle continuidad. Debemos tratar de intervenir como Frente de Izquierda frente a los grandes sucesos de la realidad política y de la lucha de clases, buscando los puntos de acuerdo que nos permitan interevenir de manera conjunta, como lo hemos hecho en las elecciones de la UBA o como cuando nos encolumnamos en la movilización por el quinto aniversario de la desaparición de Jorge Julio López.

Sin pronunciarse sobre la imperiosa necesidad de darle continuidad del Frente de Izquierda , tanto PO como PTS han hecho circular distintas propuestas que sugieren una unificación político-partidaria. Los compañeros del PO señalaron “la posibilidad de que un avance del Frente de Izquierda deje planteada la convocatoria a un partido de trabajadores” (Prensa Obrera Nº 1192), en tanto que los compañeros del PTS proponen la conformación de “corrientes en los sindicatos que luchen por un partido de trabajadores”, en la perspectiva de “construir un partido revolucionario internacionalista” (La Verdad Obrera Nº 443). Se trata de dos propuestas distintas que, para nosotros, no son acordes a la realidad política actual y por tanto, son inoportunas y equivocadas.

La conformación de un “partido de trabajadores” supone la confluencia de franjas de trabajadores que se vuelcan al clasismo y se proponen agruparse políticamente en forma autónoma con respecto a las distintas fracciones de la burguesía. Es decir, no depende de la mera voluntad de las organizaciones de izquierda, en tanto supone la existencia de amplios sectores del movimiento obrero que se acerquen hacia posiciones de independencia de clase y hayan adquirido el grado de conciencia necesario para comprender la importancia de organizarse políticamente en forma independiente de las distintas variantes burguesas.

Valoramos las experiencias de organización antiburocrática que vienen llevando adelante compañeros del Subte, Ferroviarios del Sarmiento o Zanón, entre otros. Sin embargo, consideramos que dichas experiencias aún no se han generalizado en el movimiento obrero. Por otra parte, no ponemos un signo igual entre la existencia de corrientes antiburocráticas en el seno de las instituciones sindicales y la emergencia de una corriente clasista en el movimiento obrero. Entre quienes dan la pelea a diario contra las patronales y la burocracia de la CGT y la CTA hay compañeros que se reconocen en distintas identidades políticas. Algunos son de izquierda, otros se definen como independientes y muchos otros son peronistas. Esta situación nos obliga a actuar en forma paciente, acompañando sin sectarismos los nuevos fenómenos de organización antiburocrática tal cual ocurren. Apostamos a que se desarrollen y que, a mediano plazo, la extensión de este proceso redunde en un salto cualitativo, en el pasaje de la conciencia sindical a la conciencia política entre sectores de la clase obrera organizada. Este proceso, sin dudas, se acelerará en la medida en que se acentúe la crisis del peronismo, tanto en el plano sindical como político. Con todo, no vemos en la actualidad que existan corrientes clasistas en la Argentina que estén planteando la posibilidad de que lancemos la convocatoria a un partido de trabajadores. Por eso consideramos equivocado el planteo. No resuelve cómo debe continuar el Frente de Izquierda después del 23 de octubre.

Los compañeros de PTS, por su parte, proponen como paso previo a la conformación de un “partido revolucionario”, instituir “corrientes en los sindicatos que luchen por un partido de trabajadores”. La institución de esas corrientes comunes nos exige.aun un largo trecho por recorrer. La lucha de los tercerizados del Roca. evidenció que aún tenemos importantes diferencias que nos impiden intervenir en forma conjunta en la lucha de clases. No hemos logrado en muchas ocasiones intervenir en forma unificada en el plano sindical electoral. Los compañeros del PTS,por caso,en noviembre de 2010, presentaron una lista alternativa y ultraminoritaria que impidió que la lista unitaria de izquierda, que presentamos junto a PO y otras organizaciones, en las elecciones de ATEN Neuquén pudiera quitarle la conducción a la burocracia. De habernos unificado hubiéramos conquistado el sindicato por primera vez, lo que hubiera significado un hecho histórico para el movimiento docente nacional. En las elecciones del Cuerpo de Delegados Ferroviario del Sarmiento, en noviembre de 2010, PO llamó a votar a la divisionista y también minoritaria lista Violeta, debilitando de esta forma la pelea que la lista Bordó contra la Verde de Pedraza.

La constitución de un “partido revolucionario” unificado supone la fusión de distintas organizaciones con un programa revolucionario único y el disciplinamiento del conjunto de los militantes bajo el régimen centralista democrático. Dicha unificación es, desde ya, una meta deseable para quienes peleamos por el socialismo, pero nuestra experiencia indica que la fusión de organizaciones que aboguen por la revolución necesariamente debe ser el corolario de una experiencia de trabajo político común, extendida durante un periodo de tiempo y en el que se corrobore la existencia de sólidos acuerdos políticos y metodológicos, intervención común en la lucha de clases y plena confianza entre los militantes de las organizaciones. Estas condiciones aún no existen entre los partidos que conformamos el Frente de Izquierda. Con el Frente hemos dado pasos muy positivos. Pero es un hecho que PO, PTS e Izquierda Socialista existimos como tres partidos distintos. La existencia del Frente de Izquierda no eliminó las diferencias existentes en el plano político. Por ejemplo, en Marzo de este mismo año, Marcelo Ramal en un editorial señaló que existen ” divergencias de magnitud y hasta de principios, como se ha expresó en el conflicto ferroviario e incluso también en el subte.”(Prensa Obrera N°1169) PTS, por su parte definió, recién conformado el Frente de Izquierda, que se trataba de un mero “frente técnico político” (LVO Nº 421)

Consideramos equivocado, por otro lado, el camino que barajan los compañeros de Razón y Revolución : “conformar un partido con tres fracciones”, en el cual “cada una aplique su política”. Nuestra corriente durante décadas criticó al mandelismo en la Cuarta Internacional, que sustituía la pelea por la construcción de partidos leninistas de combate por partidos de tendencias y fracciones permanentes, en los cuales cada corriente aplicaba su propia política. Esa fue la historia de la LCR francesa, que finalmente se disolvió sin pena ni gloria en el NPA, un partido de tendencias, con un programa lavado y que a poco de nacer se sumió en una crisis crónica.

Nuestra corriente cuenta con una importante tradición de fusiones y experiencias de trabajo político común con diferentes organizaciones que se reclaman del campo revolucionario. Esa tradición es continuada por nuestra corriente internacional, Unidad Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI), en la actualidad. Hace apenas dos años Izquierda Socialista se fusionó con compañeros que provenían de la UST en Argentina. Algo similar ocurrió con partidos hermanos de nuestra organización internacional en Colombia y Venezuela y Brasil.

Afirmamos que la existencia de diferencias políticas, que se manifiestan a menudo en debates públicos que no ocultamos, no deben ser un escollo o una excusa para no seguir construyendo el Frente de Izquierda, después de las elecciones. Los compañeros de Izquierda Socialista estamos convencidos de que la búsqueda de coincidencias entre las organizaciones y simpatizantes que componemos el Frente de Izquierda es el camino que debemos recorrer para desarrollar y continuar la unidad conquistada.

Tras la muy buena elección realizada por el Frente de Izquierda en las internas del 14 de agosto, nuestra alianza quedó posicionada como una de las siete listas que van a participar de las elecciones presidenciales y nos preparamos para dar la pelea por obtener bancas de izquierda en el Congreso Nacional. Tenemos el desafío de mantener y aumentar el caudal de votos del Frente, partiendo de la base de aquellos quienes nos acompañaron en la pelea antiproscriptiva. Debemos dialogar, además, con amplias franjas de trabajadores que votaron a Cristina en las Internas, atendiendo a que prácticamente se descarta su victoria en octubre. Así, también, con quienes optaron electoralmente por variantes centroizquierdistas, como Binner, que no son salida para los trabajadores y sectores populares.

Mas allá del resultado electoral que finalmente obtenga el Frente de Izquierda en octubre, consideramos que la unidad electoral de la izquierda constituye un triunfo político en sí mismo para las fuerzas revolucionarias en el país, que se corrobora en la simpatía que la constitución del Frente despertó en una importante franja de trabajadores, estudiantes e intelectuales, como así también en la adhesión que suscitó entre la vanguardia luchadora. La existencia de bancas rotativas del Frente de Izquierda en las provincias de Neuquén y Córdoba, producto de ese importante apoyo, nos impone la sana obligación de realizar un trabajo común para dar respuestas en esas provincias. Está en manos de la voluntad unitaria de las tres organizaciones no defraudar a esos miles de compañeros, manteniendo el Frente de Izquierda. Ésta tiene que ser nuestra principal preocupación y el centro del debate.

Diego Martínez (Izquierda Socialista)
Anuncios

Acerca de asambleafit

Blog de la Asamblea de intelectuales, docentes y artistas en apoyo al Frente de Izquierda y de los Trabajadores
Esta entrada fue publicada en Debates, Política nacional. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Continuemos el Frente de Izquierda después del 23 de octubre (por Diego Martínez, IS)

  1. carlos dijo:

    Esta bueno empezar a hablar de este tema. Los deseos de miles de militantes y simpatizantes por la Unidad de la Izquierda logicamente, no se limita a una coyuntura electoral. Es el deseo de una herramienta politica permanente para la lucha por conquistar el poder para los trabajadores. Es inadmisible que la unidad electoral nacional de las tres corrientes no se refleje tambien en la pelea unificada por la recuperacion de los sindicatos. Las condiciones objetivas para la Unidad permanente en un partido o Coalicion o como sea, crecen dia a dia. Ante cada hecho importante de lucha de clases respondemos al unisono como es el caso del dirigente Sobrero y otros ferroviarios detenidos (ya estan en libertad pero continuan procesados). Estan apareciendo sintomas de lo que venimos se;alando reiteradamente en relacion a la crisis financiera mundial como son algunas suspensiones en Alpargatas y Fiat por enfriamento de la economia en Brasil. Nuestros dirigentes tienen una grave responsabilidad por delante. Tienen que poner fin a la fragmentacion de la izquierda y hacer todo lo posible por mantener la unidad de accion mientras se discuten problemas teoricos o estrategicos que las bases en general desconocemos. Hay diferencias como la interpretacion de lo que sucede en Libia que el tiempo se va a encargar de poner en su lugar. Pero me parece que es viable evitar ir separados en elecciones que disputan la conduccion de gremios como se;ala el articulo. La militancia concreta de la izquierda, la participacion activa en importantes luchas, se han combinado con la crisis de la partidocracia tradicional para recolocar en un lugar destacado al Frente de Izquierda. Es sintomatico el aumento del interes por la opinion de los candidatos del Frente incluso en medios corporativos que hasta ayer la ignoraban. La actividad de los talleres de la Asamblea de docentes con nuevos e interesantes aportes esta mostrando un desarrollo impensable hasta hace pocos meses. Cada vez la actividad del sindicalismo de base antiburocratico tiene mas presencia en el debate nacional y la crisis en el aparato gobernante con su politica de cooptacion en decadencia (Cobos, Fundacion Madres, Rachid,etc.) y apoyo en gobernadores, intendentes y punteros, producen hechos imprevistos como una declaracion de la CGT y la cTA de Michellis denunciando la metodologia de judicializacion de la protesta, aunque ellos quieran meter en la misma bolsa delicuentes burocraticos con luchadores irreprochables. Pero es un sintoma nuevo, objetivo, que le abre cancha a la izquierda. De manera que en perspectiva, por la crisis internacional e interna, las condiciones objetivas van en favor de un fortalecimiento y desarrollo de la unidad de izquierda. Ahora se presenta un desafio de enfrentar a Daer en alianza con el PCR en Kraft. Derrotar esta maniobra burocratica que intenta desplazar esa gran conquista del sindicalismo de base no puede sino encontrarnos en unidad de accion, mas alla de toda diferencia teorica pendiente. En sintesis estoy por la Unidad de la Izquierda mas alla de octubre. El debate sobre diferencias teoricas o estrategicas debiera desarrollarse sin mellar la unidad de accion en multiples tareas del presente y futuro inmediato. El Frente de Izquierda, si bien con un programa de transicion viejo, conocido desde hace varias decadas, al irrumpir sobre una situacion politica decadente y en crisis, ha despertado un interes en una franja nueva de trabajadores que ven con simpatia y esperanza el funcionamiento de una democracia obrera novedosa que se refleja en la rotacion de cargos, no ganar mas que en la fabrica, la revocabilidad de los mandatos, etc. El Frente de izquierda en estos aspectos, si se quiere formales, esta funcionando como un Laboratorio de Democracia directa, participativa, con control de bases, que se contrapone por el vertice con el modo corrupto de manejar las candidaturas y la politica de los partidos decrepitos. Falta por supuesto cumplir con estas promesas y aprobar en el examen de la practica la declamacion de esa supuesta democracia superior al servicio de los trabajadores y los explotados. Hasta ahora ninguna de las partes del Frente ha dejado de ratificar el cumplimiento de esas reglas novedosas, de esas practicas antiburocraticas, con las que hemos creado una sana expectativa. El programa, estrategia y metodologias acordadas que dieron vida al Frente de Izquierda tiene que servir de base para desarrollar una organizacion politica de orden superior, al calor de la lucha de clases que no se detiene, al contrario, se intensifica al ritmo del desarrollo de la crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s