Nosotros, la izquierda (por Hernán Diaz)

Los spots que el Frente de Izquierda y los Trabajadores preparó para la campaña por las primarias del 14 de agosto tuvieron una característica discursiva distintiva. En primer lugar, una serie de sectores populares reconocibles se interrogaban sobre quién llevaría adelante sus reclamos (salario, jubilación, precarización laboral, etcétera). Inmediatamente surgía la voz de uno de los dos candidatos principales de la fórmula, contestando: “Nosotros, la izquierda”.

Creo que en este eslogan se ha dado un paso adelante, en cuanto al discurso común a elaborar, de enorme envergadura. En primer lugar, por el lugar asignado a los reclamos populares. En segundo lugar, por la elaboración de un lugar identificatorio para la izquierda y de exclusión para otras expresiones confusas.

En el lugar de los reclamos populares, se superó la idea de la “externalización”, es decir, consignas dichas “desde afuera” de esos mismos sectores, o incluso invitándolos a levantar determinadas consignas como si fueran “terceras personas”. No se nos escapa que evitar la externalización no es fácil (por ejemplo, en un escrito) y que la decisión de realizar spots filmados ayudaba a la tarea, pero también se podría haber caído en una oratoria de consignas que habría sido leída por los televidentes como propuestas “de otros” para “otros”.

Por otra parte, creo que fue inteligentemente superada la idea electoralista democrática de que “todos son ciudadanos de a pie”, que van a apoyar a tal o cual candidato, desde la ignorancia. Aquí se identificaba a los sectores sociales por sus luchas (docentes), por sus vestimentas (obreros), por su edad (la mujer jubilada). Basta de “ciudadanos” indiferenciados, como si todos fuéramos iguales: la izquierda dice claramente que en la sociedad hay intereses contrapuestos, y los sectores populares tienen sus propias reivindicaciones. Parafraseando a Serrat, “la gente está muy bien para las encuestas”, pero aquí eran protagonistas y eran los que hacían las interrogaciones adecuadas.

La pregunta de los sectores populares (enunciada en un “nosotros” interrogativo) era transformada en una afirmación del Frente de Izquierda. El “nosotros” de los que luchan se enganchaba, así, con el “nosotros” de los que buscan orientar esas luchas. Por otra parte, la interrogación tenía dos vertientes: primero los “actores” hablaban entre ellos, y se hacían la pregunta recíprocamente. Luego giraban la cabeza, miraban a cámara (se esfumaba la ficción) y repetían: “¿Quién?”. Y ahí aparecía la respuesta. Ese segundo “quién” no sólo era un pie para que conteste la fórmula frentista, sino que también era una manera de “mirar al espectador”, tratando de que esa interrogación lo interpele.

Por último, creo que hay que destacar la importancia de un eslogan que quedó como una marca registrada del Frente, eslogan que sería importante no perder: “Nosotros, la izquierda”. No es una simple frase. Esta frase plantea una identidad matemática: Nosotros = la izquierda. Que podemos invertir y adquiere su mejor sentido: la izquierda somos nosotros.

Se realiza una operación de focalización en un terreno muy disputado (¿quiénes son o no de izquierda?) y se realiza una apropiación de ese dominio. No se está diciendo: “Nadie más es de izquierda”, sino “La expresión más determinada de la izquierda se encuentra en este frente”. O mejor: “En estas elecciones, la única expresión de izquierda somos nosotros”.

No se nos escapa que hay una multitud de sectores políticos que se sienten de izquierda y no están en el FIT, ¿pero qué expresión electoral tienen hoy? Estamos enviando también un mensaje a otros pequeños partidos que no se han integrado al frente, pero que se podrían integrar en un futuro. Estamos enviando otro mensaje al pinosolanismo y, sin nombrarlo, remarcando que nosotros tenemos una ideología definida. A todos los que les tiembla la voz cuando deben declarar que son de izquierda, se les está diciendo: ahí donde ustedes dudan, nosotros hablamos con claridad.

Me ha pasado muchas veces (en ambientes no universitarios, y me refiero a estas elecciones y otras anteriores) que cuando digo que voto “a la izquierda” se producen cortocircuitos. Ante mi eventual inespecificidad, mi interlocutor empieza a ensayar distintos “rellenados”, que nunca dan en la tecla. Cuando aclaraba que votaba a tal o cual partido (en mi caso, varios a la vez), mi interlocutor traducía: “a la extrema izquierda”, “a la ultraizquierda”, “a los troskos”, y así sucesivamente.

Popularizar que nosotros somos la izquierda es afirmar, en forma clara y para todo el mundo, que no tenemos otra denominación: izquierda, sin prefijos, ni sufijos, ni adjetivos. Todos los demás, han sido seducidos, de alguna u otra forma, por la democracia, la globalización, el capitalismo. Somos los únicos que seguimos la tradición de la Comuna de París, las banderas rojas, la revolución en Rusia, el pensamiento marxista y las cuatro internacionales obreras.

Insistamos: no somos los únicos que “se sienten” de izquierda, y no pretendemos entablar un juicio contra los que pretendan esa identificación, sino que llamamos a todos ellos a confluir en un mismo frente, porque es el frente que hoy se necesita: una izquierda que cuestione la bancarrota económica del capitalismo y plantee una sociedad diferente, que no esté basada en la explotación del hombre por el hombre. Y eso no es “otro mundo posible”, sino el socialismo.

Al menos, así lo veo yo.

Anuncios

Acerca de asambleafit

Blog de la Asamblea de intelectuales, docentes y artistas en apoyo al Frente de Izquierda y de los Trabajadores
Esta entrada fue publicada en Debates. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nosotros, la izquierda (por Hernán Diaz)

  1. carlos dijo:

    Sos un maestro Hernan. Escuche esta misma valoracion en la III Asamblea de Docentes e Intelectuales. Si, realmente hay que felicitar a los dise;adores de los spots y sloganes de la campa;a del FIT. Yo senti mucho interes y curiosidad por los cortos de 24 segundos pero no era capaz de descubrir el porque. Este blog funciona como un intelectual colectivo, vamos bien.

  2. Paefes dijo:

    Gran campaña en los medios del FIT concentrada en este slogan que ha superado décadas de consignas de campaña electoral dirigidas al circuito cerrado de los militantes. “Nosotros, la izquierda”, implica claridad en la comunicación, delimitación política y la tácita invitación para que muchos, en especial los trabajadores, se incluyan en el “nosotros”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s